Elemento esencial en todas las cocinas equipadas, un horno permite la preparación de carnes, pescados, platos salados pero también empezar a hacer pasteles y muchas preparaciones dulces. Para dejar libre su inspiración culinaria, la elección de un buen horno es esencial para el éxito de la cocina. Los hornos eléctricos son hoy en día los modelos más extendidos en los hogares franceses. Son fáciles de usar, un enchufe clásico es todo lo que se necesita para hacerlos funcionar.

Comparativa : Los mejores horno electrico

SEVERIN 2058 ROTARY HEAT

Combinando una pequeña huella y muchas características, este horno no carece de beneficios! Con un termostato ajustable entre 60 y 230°, 4 posiciones de cocción y un cuerpo lacado estético y resistente al calor, encajará fácilmente en la encimera de su cocina. Su excelente relación calidad/precio y su facilidad de uso hacen de este horno un valor seguro.

HORNO ELÉCTRICO INCORPORADO NEFF HLAWD53N0

La iluminación LED dentro del horno eléctrico incorporado Neff HLAWD53N0 le permite controlar el proceso de cocción y ajustar la temperatura de calentamiento. La puerta giratoria está en el lado para adaptarse a una instalación aérea. Este horno tiene un volumen de 25 litros y 900 vatios de potencia para calentar platos y preparaciones para la cocina diaria. Las teclas de selección rápida le permiten programar el horno para que se adapte a sus necesidades.

VAPORIZADOR COMBI PROFESIONAL CON INYECCIÓN DE AGUA – 7 NIVELES – SIN SOPORTE DE HORNO ELÉCTRICO SEB DE285800

VAPORIZADOR COMBI PROFESIONAL CON INYECCIÓN DE AGUA – 7 NIVELES – SIN SOPORTE DE HORNO ELÉCTRICO SEB DE285800

HORNO MOULINEX OX444810 OPTIMO

La marca francesa Moulinex ofrece este horno con una variedad de formas de hacer que sus comidas diarias sean un éxito perfecto. Su reducido volumen permitirá que se integre fácilmente en su cocina, a la vez que ofrece un aparato con muchas funciones que disfrutará utilizando a diario. Versátil y fácil de usar, su bajo precio convencerá a los estudiantes o a las parejas jóvenes.

Horno Electrico : Las mejores ofertas del día

Capacidad y dimensiones

El primer factor a tener en cuenta al comprar un horno eléctrico es su capacidad y tamaño, ya que depende del número de personas para las que se puede cocinar, el tipo de alimentos (en términos de espacio) que se pueden cocinar y, por último, el tamaño de la superficie de su cocina que se debe dedicar al horno. Cuando hablamos de capacidad, nos referimos a la capacidad interna del área de cocción, que se expresa en litros. En el mercado existen hornos eléctricos con una capacidad muy pequeña de unos 9 L, hasta un valor abundante de unos 50 L, aunque este tamaño no está muy extendido porque, en promedio, los modelos más capacitados y demandados actualmente en el mercado son de unos 35 L.Para comprender mejor este valor, basta con considerar que un horno de cocina tradicional (del horno empotrado, por ejemplo) tiene una capacidad de unos 60 litros, por lo que el horno eléctrico es un aparato mucho más pequeño y suele utilizarse como complemento del horno tradicional o incluso para sustituirlo, ya que los hornos eléctricos tienen un consumo menor. La relación entre la capacidad en litros y el número de personas para las que se pueden cocinar los alimentos es la siguiente: de 9 a 12 litros: ideal para unas 2 personasde 13 a 20 litros: ideal para unas 3 personasde 24 a 30 litros: ideal para unas 4 personasde 30 litros: ideal para unas 6 personasEvidentemente, este es un cálculo aproximado y está sujeto a grandes variaciones porque el tipo de alimentos que se van a cocinar varía estos datos. Sin embargo, podemos decir que para uso familiar recomendamos un horno eléctrico con una capacidad de unos 30 litros, mientras que para solteros, parejas, o para aquellos que quieran utilizar el horno sólo como “soporte”, para calentar o descongelar alimentos, también se puede centrar en hornos menos capacitivos.

Dimensiones

El otro aspecto a tener en cuenta se refiere al tamaño del horno eléctrico. Hay que tener en cuenta el espacio disponible en la cocina y prestar atención a medidas como la altura, anchura y profundidad del horno. También es importante evaluar la longitud del cable: un modelo con un cable corto, por ejemplo, puede causar dificultades para colocarlo en la cocina y puede ser necesario extenderlo. Un último punto a destacar es que hay hornos eléctricos con dimensiones que podrían describirse como “especiales”; es el caso, por ejemplo, de los diseñados para hacer pizzas (que tienen forma circular y están hechos con materiales específicos para hornear esta masa) o los que son muy pequeños y no muy potentes, diseñados para calentar unos pocos croissants por la mañana.Además, cabe señalar que los hornos eléctricos de mayor precio no corresponden necesariamente a los hornos eléctricos más grandes y viceversa: existen, por ejemplo, modelos baratos de 30 litros de capacidad, ya que el precio final también influye en otros factores como el número de tipos de cocción posibles, las funciones disponibles y los accesorios suministrados.

Tipos de cocina

A continuación se enumeran todos los tipos de cocción que pueden realizar los hornos eléctricos:Cocción estática: es un tipo de cocción con el que está equipado cualquier horno eléctrico, en el que los alimentos se cocinan calentando las resistencias y seleccionando la temperatura con el termostato. Cocción ventilada: este tipo de cocción utiliza los métodos de cocción tradicionales, pero tiene la ventaja de utilizar un ventilador que genera un flujo de aire que transmite el calor a los alimentos durante la cocción de forma más eficiente y uniforme. Una de las consecuencias del uso del ventilador es que el horno alcanza la temperatura y se cocina más rápidamente. Parrilla: este método de cocción se utiliza aprovechando al máximo la potencia de calentamiento de la resistencia colocada en la parte superior del horno. Los hornos ventilados permiten utilizar los dos tipos de cocción juntosRotisserie: este tipo de cocción sólo está presente en los hornos eléctricos que incluyen el accesorio de asador. Gracias a esta herramienta, de hecho, es posible perforar los alimentos, que luego se cocinan gracias al continuo movimiento rotatorio de este accesorio, que permite una cocción uniforme y crujiente.Descongelación: no se utiliza para cocinar, sino para descongelar los alimentos. El proceso tiene lugar mediante la activación del ventilador, que permite que el aire circule a temperatura ambiente dentro de la cavidad de cocción y descongele los alimentos sin utilizar calor (lo que se considera una práctica no óptima para descongelar alimentos).Cocción delicada: Este tipo de cocción consiste en activar sólo el elemento calefactor inferior, con el fin de producir una temperatura más baja y menos agresiva en el interior del horno, lo que se adapta bien a una cocción más larga y delicada, ideal para ciertos tipos de platos. Mantener caliente: Esta función permite al horno mantener los platos a una temperatura baja y constante hasta el momento de servirlos. Como se puede imaginar, cuantos más tipos de cocción tenga un horno, más caro será, y por el contrario, sólo la cocción estándar se encuentra normalmente en los modelos de entrada. Algunos modelos también se caracterizan por la presencia de programas de cocción automáticos y preestablecidos en los que sólo hay que seleccionar el tipo de alimento a preparar y el horno lo cocinará automáticamente con el tiempo y la temperatura correctos.

Funciones

Algunos modelos permiten aprovechar una amplia gama de funcionesA medida que aumenta el factor “Tipos de cocina”, el número de funciones disponibles también aumenta a medida que aumenta el rango de precios del producto en cuestión. Además, este factor también es importante de tener en cuenta dependiendo de sus hábitos alimenticios y de la frecuencia con la que utiliza este pequeño aparato. Aquí hay una lista de todas las funciones que se encuentran en los hornos eléctricos actualmente en el mercado: Iluminación interior: esta característica no debe subestimarse en un horno eléctrico, ya que a menudo es imposible abrir la puerta del aparato durante la cocción ya que, además de perder calor, existe el riesgo de arruinar la preparación de los platos. Por esta razón, los hornos que están equipados con una luz interna que permite controlar el estado de cocción de los alimentos en todo momento son muy prácticos. Algunos modelos, aunque no estén equipados con esta función, todavía tienen una puerta suficientemente grande y visible que permite ver el interior del horno, pero no tan eficazmente como con la luz apropiada. Temporizador con parada automática y señal acústica: el temporizador siempre está presente en los hornos eléctricos y, si no es digital o automático, consiste en un bisel giratorio en el que se puede ajustar el tiempo de cocción, normalmente de 1 a 60 minutos. Algunos modelos, sin embargo, se caracterizan por un temporizador que emite una señal audible cuando se alcanza el tiempo de cocción y se apaga automáticamente después de los minutos programados. Indicador de temperatura: esta característica es probablemente una de las más útiles en un horno eléctrico y muy a menudo se subestima. De hecho, algunos modelos no tienen una luz indicadora que se enciende (o apaga) cuando se alcanza la temperatura seleccionada, sino una especie de señal acústica (que suena como un ligero ruido dentro del horno) que no se percibe fácilmente como la luz de la señal, por lo que habrá que tener más cuidado cuando el horno esté a la temperatura adecuada.Funciones adicionales: hay hornos eléctricos que se caracterizan por un doble uso, algunos, por ejemplo, además de actuar como un horno eléctrico normal, también cumplen una función de “panificador”, capaz de amasar, leudar y hornear ellos mismos baguettes, pasteles y otros tipos de pan. Esta es una característica que sólo pertenece a los hornos más completos y, como se puede imaginar, pertenece a un rango de precio alto.

Actuación

El factor de rendimiento se refiere a la potencia con la que un horno eléctrico es capaz de cocinar los alimentos. Este factor es la suma de dos elementos: la potencia del aparato y las temperaturas que puede alcanzar, como indica el termostato.

Temperaturas

En cuanto a las temperaturas, los hornos están equipados con un termostato cuyo rango de temperatura está generalmente entre 100°C y 230°C. Estas temperaturas son variables y hay modelos en el mercado que parten de los 80° y modelos que llegan hasta los 250° (temperatura máxima para los electrodomésticos). Una vez más, es de acuerdo con sus hábitos de cocina que tendrá que prestar atención al rango de temperatura disponible en el horno que desea comprar (no todos los platos, de hecho, requieren temperaturas muy altas durante la cocción).La eficiencia de la temperatura que un horno es capaz de alcanzar y mantener está estrechamente ligada a los materiales de los que está hecho: los materiales de calidad tienen una acción aislante térmica que mantendrá el calor óptimo dentro de la cavidad de cocción y, por lo tanto, no sólo la temperatura indicada por el termostato será realista, sino que el horno también será capaz de cocinar más rápido y, por lo tanto, consumirá menos. Sin embargo, trataremos los materiales en detalle más adelante, en la sección al final de la página dedicada a la importancia de las aleaciones usadas para producir el horno.

Accesorios

La gama de accesorios disponibles para este tipo de aparatos no es muy amplia e incluye: rejillas (y posibles asas para quitarlas), bandejas. La gama de accesorios disponibles para este tipo de aparatos no es muy amplia e incluye: rejillas (y posibles asas para quitarlas), bandejas, etc. Además, en los modelos con asador hay el accesorio dedicado y en los modelos multifunción (como el que incluye la preparación de pan) hay la placa específica para amasar y levantar el pan en el horno.Los hornos dedicados exclusivamente a la elaboración de pizzas, por ejemplo, incluyen una paleta para las pizzas y a veces incluso libros de recetas.

¿Qué materiales deben utilizarse?

Podríamos decir que los materiales que componen un horno eléctrico son quizás el aspecto más importante a considerar por varias razones. Las aleaciones utilizadas para producir estos aparatos influyen enormemente en su rendimiento: por ejemplo, un pequeño horno con una puerta de doble cristal y una cavidad de cocción cubierta con materiales resistentes se calentará rápidamente y podrá mantener el calor en el interior de manera eficiente, evitando también que el cuerpo exterior de la máquina se sobrecaliente en exceso y de manera peligrosa.Hablando de seguridad, siempre es muy importante comprobar que el horno que se elija comprar esté fabricado con materiales de calidad, no sólo para garantizar un producto que dure mucho tiempo y funcione bien, sino sobre todo para usarlo sin temor.

¿Es importante la marca?

Hay muchos fabricantes que venden hornos eléctricos de todos los tamaños y precios. Nuestro consejo es siempre elegir marcas fiables y conocidas, ya que esta elección representa una mayor garantía de calidad y protección, por lo que puede estar seguro de comprar un horno que ha sido montado con altos estándares de seguridad y también puede ofrecerle un rendimiento que cumpla con sus expectativas. En el mercado de los hornos eléctricos, De’Longhi sobresale con una amplia gama de hornos versátiles, seguido de Ariete, Girmi, Severin, DCG, Tristar y G3 Ferrari, por nombrar sólo algunos de los más populares.

Nuestra visión :

¿Cuál es el rango de precio?

En el mercado se pueden encontrar modelos que van desde unos 30 euros hasta unos 300 euros, por lo que es importante entender por qué un modelo puede costar hasta 10 veces más que otro. Como ya hemos dicho, esta variación depende de varios factores, tanto estructurales como funcionales, por lo que el precio es muy importante ya que es un valor indicativo de los materiales utilizados, las funciones con las que está equipado un horno, su capacidad y, sobre todo, el tipo de cocción que permite realizar.